Botas de fútbol

Bienvenido/a a Botas de Jugadores, la web de referencia donde encontrarás las últimas novedades y lanzamientos de botas de fútbol además de conocer los modelos que llevan tus jugadores favoritos.

Botas de fútbol Adidas

Botas de fútbol Adidas

Descubre la última colección de botas Adidas incluyendo los modelos X, Ace, Messi y Copa.

Botas de fútbol Nike

Botas de fútbol Nike

Conoce el nuevo pack de botas Nike incluyendo las Mercurial, Hypervenom, Magista y Tiempo.


Messi

Botas de Messi

Descubre las últimas botas del crack argentino del FC Barcelona


Cristiano Ronaldo

Botas de Cristiano

Las nuevas botas Nike Mercurial de Cristiano Ronaldo


Neymar

Botas de Neymar

Las últimas Nike del crack brasileño del Barça


Bale

Botas de Bale

Descubre las últimas Adidas del jugador galés del Madrid

Compra aquí tus chuteadores

X Mercurial
Ace Magista
Messi Tiempo
Copa Hypervenom

La importancia de las botas en el fútbol

Desde que se inventó el fútbol, las botas de fútbol han sido el material más importante en un terreno de juego. Al principio no tenían el diseño que tienen hoy en día. Eran pesadas y grandes. Las botas en la actualidad son ligeras y se ajustan perfectamente al pie. Los fabricantes están continuamente intentando crear una bota que sea mejor que la anterior, dando como resultado un producto final con el que da gusto jugar.

A modo de inciso, decir que el término botas de fútbol es como se conoce en España al calzado con el que se juega al fútbol, sin embargo, en Latinoamérica existen varias formas de referirse a ellas. En México se les denomina tenis de fútbol, tacos y tachones; en Argentina y Paraguay botines; en Colombia y Venezuela guayos; en Chile chuteadores, en Perú chimpunes; en Ecuador pupos y en Uruguay tapones, existiendo todavía más términos dependiendo del país.

Juegues en la categoría que juegues, es importante y es una ventaja el conocer al detalle el calzado con el que vas a jugar. El elegir la bota de fútbol correcta depende mucho de quién eres y de la forma de tu pie. También depende de cómo quieres que la bota se ajuste y se sienta. Algunos las prefieren que sean cómodas y que aporten sujeción, otros jugadores prefieren comprometer un poco lo anterior para tener unas botas mucho más ligeras, que pueden dar una gran sensación de libertad y un gran sensación con el balón. Cada uno tiene sus propias necesidades y por lo tanto es importante elegir la bota correcta.

Hoy en día tienes la oportunidad de poder encontrar la bota de fútbol que se ajuste perfectamente a tus necesidades. Puedes encontrar de todo tipo, desde zapatillas para jugar al fútbol sala en pistas de interior hasta botas para jugar a fútbol 11 o fútbol 7 en césped tanto natural como artificial. Y en todas las gamas de precios. Desde modelos de gama alta hasta opciones más baratas y económicas donde la calidad no se ve casi afectada. Desde las botas de fútbol clásicas con un look más elegante y discreto hasta los modelos más modernos y coloridos.

Incluso también puedes hacer tus botas exclusivas, ya que las grandes marcas como Nike o Adidas te dan la oportunidad de personalizar tus botas añadiéndole tu nombre y la bandera de tu país, tal y como hacen los jugadores profesionales. Y ésto está disponible por supuesto tanto para tallas de adulto como para tallas pequeñas de niños.

Guía para elegir las botas de fútbol correctas

Tipos de terreno

FG (Firm Ground): tacos de goma, para superficies firmes. Pueden ser utilizadas en la mayoría de los campos de césped natural. Es el sistema de tacos más popular y utilizado. Las botas con suela de tacos FG sólo deben ser utilizados en este terreno.

AG (Artificial Grass): para ser utilizadas en campos de césped artificial de caucho y de última generación, incluso de moqueta. Esta suela tiene un mayor número de tacos, que son más cortos, para un mejor agarre sin que sufran las rodillas en los giros. Aguantan mejor el desgaste de este tipo de superficie tan abrasiva.

SG (Soft Ground): suelen tener entre 6 y 8 tacos de aluminio para una mejor penetración y agarre en terrenos húmedos y mojados de césped natural. Estas botas, junto con las de tacos mixtos (SG y FG) son las usadas por muchos jugadores profesionales. Se debe evitar jugar con estos tacos en pistas artificiales y en campos muy secos.

TF (Turf): suela exterior de goma, con múltiples y pequeños tacos que reparten la presión en la planta del pie haciendo que no duelan ni se claven. Es el tipo de suela utilizada para superficies sintéticas como césped artificial de caucho y de moqueta. Valdrían también para campos de tierra.

IC (Indoor Courts): la típica suela de goma para un buen agarre en pistas de interior de fútbol sala.

Características y beneficios

Velocidad: si hablamos de velocidad tenemos que hablar de dos parámetros imprescindibles como son el peso y la tracción. Los jugadores rápidos serán siempre rápidos lleven las botas que lleven, pero desde luego unas botas apropiadas como las Adidas X o las Nike Mercurial explotarán todavía más esa característica.

Comodidad: el confort es algo muy personal y mucha gente busca una bota que aporte un toque suave y en la mayoría de los casos de cuero. Aquí tenemos también varias opciones, como las Adidas Copa o las Nike Tiempo.

Control: para un gran control del balón lo más importante es la fricción que se crea entre la bola y la bota. Las botas de fútbol adecuadas son las que tienen tecnología de control de la pelota como las Adidas Ace o las Nike Magista.

Agilidad: otro tipo de botas han salido a escena desde hace unos años, y son aquellas que explotan las características de un futbolista con un perfil regateador, habilidoso y que destaca por su agilidad. Las botas correctas a escoger en este caso serían las Adidas Messi (que serán sustituidas dentro de poco por las Adidas Nemeziz) y las Nike Hypervenom.

El peso de las botas

El peso es un factor importante para que una bota siente de una forma o de otra. Las botas ligeras te aportan la sensación de ser más rápido, mientras que una bota de fútbol más pesada y armada te aporta la sensación de estar más protegido. Se trata de una cuestión personal, pero sendas gamas altas de estos dos tipos de botas de fútbol tienen sus beneficios.

Tipos de materiales

Cuero: suele ser el material más cómodo. La piel de canguro es el material más valioso y premium pero la piel de becerro también es suave y una buena opción, además de ser duradera.

Sintéticas: cada vez viene siendo más normal las botas de fútbol sintéticas. La mayoría de las carcasas hechas con material sintético son más ligeras, finas y duraderas que las de piel natural. Con el paso de los años, las botas sintéticas han ido mejorando en el toque de balón y en la comodidad. Las grandes marcas como Nike y Adidas han ido desarrollando en los últimos tiempos botas sintéticas con el objetivo de emular la suavidad de una bota de cuero pero con mucha menos absorción de agua, que es el gran inconveniente de la que pecan las botas de piel natural.

Hilo: las botas de fútbol de hilo (o de punto) son botas tejidas con hilo sintético y son sin duda el futuro de las botas. Ofrecen un ajuste como el de un calcetín y la mayoría de gamas altas de Nike (tejido Flyknit) y Adidas (tejido Primeknit) están hechas de este material.

Cómo limpiar tus botas de fútbol. Cuidado y mantenimiento

El equipo necesario para jugar al fútbol debe estar completamente preparado para soportar la exigencia que este deporte tiene. Sin duda alguna, las botas son el punto más importante del equipamiento, influyendo sensiblemente en el rendimiento del futbolista ya que si presentan algún problema lo más seguro es que se pierda en gran medida la movilidad dentro del terreno de juego. Sin botas en óptimo estado, un futbolista profesional podría parecer un principiante en el deporte.

Teniendo esto en mente, es necesario aprender cómo cuidar de nuestras botas de futbol y así evitar a toda costa un bajón en nuestro rendimiento y tener que comprar nuevas botas antes de tiempo.

Antiguamente el material para fabricar las botas era el cuero, generalmente piel de canguro, sin embargo, la industria ha evolucionado y ahora la gran mayoría de los materiales son sintéticos. Si bien las botas de piel natural ofrecen un mayor confort ya que se amoldan completamente al pie, a modo de guante, son botas extremadamente delicadas que pueden deteriorarse en muy poco tiempo sin los cuidados pertinentes. Las botas hechas de materiales sintéticos no requieren muchos cuidados, pero se pierde ese toque especial de agarre al tener la pelota que ofrecen las de cuero.

Limpiar botas sintéticas

Para botas sintéticas los cuidados serán menores que para botas de cuero y materiales naturales. Para cuidar este tipo de botas es necesario tratar de que se mantengan en su forma original, sin doblarlas y juntarlas con zapatos que podrían aplastarlas. Tampoco colocarlas en lugares de alta humedad. Una vez abandonado el campo y sobre todo si estuvo mojado, se deben secar las botas, tanto exterior como interiormente. Si ésto no se vuelve una práctica frecuente (las botas se humedecen por el sudor) se pueden pudrir. Después de haber eliminado el exceso de humedad se deben colocar en un lugar seco por horas o mejor, al aire libre.

Si las botas están secas es una excelente idea colocar hormas dentro de ellas para que no pierdan su forma, seguidamente guardarlas en un ambiente seco hasta que les toque pisar el campo de nuevo. Las hormas son bastante fáciles de conseguir, solo basta preguntar por ellas en cualquier zapatería, además, son económicas. Si no quieres ir a la zapatería por estas hormas una opción casera de conservarlas es colocar hojas de periódico en su interior y guardarlas, de modo que si se llegaran a caer cosas sobre ellas, por ejemplo, otros zapatos, éstas conservasen su forma.

Limpiar botas de cuero

Las botas de cuero deben cuidarse mucho más que las de materiales sintéticos para evitar su desgaste, en especial si se trata de un niño el que las usa. El cuero necesita humedecerse para evitar que con el tiempo se comience a notar rigidez en él, afectando la capacidad de movimiento del pie y empequeñeciéndose. Para mantenerlas húmedas y nutridas es necesario una de las soluciones más efectivas de tiempos pasados, una untada con grasa de caballo. El untarle grasa de caballo a tus botas de fútbol les dará una protección y nutrición que las hará ver como nuevas, aunque ya las hayas usado muchas veces.

Al momento de aplicar la grasa debes considerar lo siguiente:

• Aplicar cuando la bota esté seca, tanto en el exterior como en el interior. Por esto es mejor aplicarla 2 días después de haberlas usado y hayan estado en un ambiente seco

• Deben estar limpias, no pueden existir manchas ni suciedad en la carcasa

• Se debe procurar no colocar demasiada grasa sobre ellas, si se unta en exceso será un desperdicio ya que un una fina y delicada untada estará bien

• Untar con un cepillo especial para calzado

Limpiar botas de hilo

También existen botas que si bien son fabricadas con materiales sintéticos su acabado es de hilo, dificultando el limpiarlas, por ésto, te daremos unos consejos que debes tener en cuenta para que queden relucientes.

Existen dos formas con las cuales se pueden limpiar las botas de hilo:

A mano

Este método es poco agresivo para los tejidos de la bota, se usará agua y jabón para lavarlas. El jabón puede ser de tocador o uno quitamanchas. Si bien no es un método que dejará la bota como recién comprada, es uno que te permitirá limpiarla y eliminar la suciedad bastante visible que pueda tener, por ejemplo, después de un partido en donde el terreno se encontraba mojado. Con un cepillo especial para calzado se comenzará a esparcir el agua jabonosa sobre la superficie de la bota para luego comenzar a frotar, logrando así la limpieza de la misma.

A considerar: la bota debe estar seca, sin rastros de sudor antes de comenzar a lavarla. Opcionalmente se le puede colocar un desodorante para calzado, disponible en cualquier zapatería.

En la lavadora

Este método consiste en lavar las botas en la lavadora. Es un método que dejará las botas completamente “nuevas”, limpias como el primer día de uso. Limpiará profundamente las fibras de la tela de hilo, es cierto, pero es un método muy fuerte para las botas y cualquier tipo de calzado por lo que se recomienda no lavarlas más de dos veces en la lavadora durante su tiempo de vida útil para evitar desgastes innecesarios. Para lavarlas a lavadora se colocan en la misma, con agua y jabón, dejando que la máquina actúe normalmente con un programa corto con agua fría. Una vez lavadas de esta manera se recomienda seguirlas lavando con el primer método manual.

A considerar: nunca se debe usar suavizante si estamos lavando unas botas de fútbol. También se debe, con sus cordones, atarse entre ellas para hacer más sencilla su extracción de la lavadora. Dejarlas secar en un lugar seco, ventilado y con sol.